19 de febrero de 1975

Encuentro con la estudiosa. Muy inteligente, pero irremediablemente extraviada por críticos y profesores. Esta gente no sabe cómo se escribe e interpretan como si estuvieran en otro mundo y dijeran: “Un hombre y una mujer, escondidos, entran alborozados en un cuartito, ahí él la moja un poco a ella y salen muy contentos”

Marginalia. Adolfo Bioy Casares.

No sabe dónde aprendió

esos gestos primarios

una pasión elemental

-danzar, morder, mojar-.

Se abandona a la tregua

que le gana a la noche,

no hay pensar mesurado.

Sucede su caída.

Ya no es más que un adentro.

Todo en ella hace el amor.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s